en
  • Image 01

    ¡Descubre sensaciones completamente diferentes!

  • Image 02

    ¡Atrévete a cumplir tus fantasías más perversas!

  • Image 03

    ¡Encuentra a un amante que logre complacer tus deseos!

  • Image 04

    ¡Conoce los fetiches más secretos de las personas!

  • Image 05

    ¡Entra a un mundo lleno de erotismo y sensualidad!

  • Image 06

    ¡El camino al placer sólo depende de ti!

Ana_Steele

M
Soy una pequeña sumisa novata, y busco un amo que esté en Bogotá Colombia, para una relación real:3. ¿Es mucho pedir?

Friends

Bjornalessandro H
AmoDionisio H
Retanaclarke08 H
DomRoth H
Leonardo H
carlos7441 H
SrFowks91 H
Maos35 H
AMO_CAMILO H

Groups

Photo Albums

Newsfeed

  • Ana_Steele M
    Ana_Steele uploaded 4 new photos to Yo Sumi album
    Jun 27
    11
    11 members like this
  • Ana_Steele M
    Ana_Steele joined group
    Contactos BDSM y Fetichistas
    Contactos BDSM y Fetichistas
    Lugar para buscar contactos BDSM, encontrarse y soñar.
    Total users: 1551
    Ana_Steele
    AmaAshtart
    Kaiba52
    adriansm1987
    Zzyzx
  • Ana_Steele M
    Ana_Steele liked Cristian_Amon's status
    Cuando llego a mis manos aún quedaba algo de ingenuidad en ella, había vivido buena parte de su vida, si... pero en lo que respecta a la lujuria del camino que transita ahora , no era más que una neófita, otra chica insatisfecha más, una oveja en la manada, deseosa de ser devorada y lista para los lobos, pero las ovejas no son lo mío, jamás lo han sido, sin embargo había algo en ella que capto mi atención, sin lograr dilucidar que era, entre la trivialidad de la conversación con la que me busco, encontré una pista, una quimera de la prometedora de la puta en que llegaría a convertirse, y viéndola ahora, apenas vestida, de rodillas ante mí, entregada, deseosa, rogando porque no me detenga, que deje de tener piedad con ella, en la puta que la he convertido.
    No recuerdo nuestras primeras conversaciones, apenas tengo una vaga idea de cómo comenzamos a coquetear, como se fue interesando más y más en el mundo que le iba narrando hasta que su necesidad de vivirlo la supero y me pidió que la entrenara, era esa disposición a entregarse la que capto mi interés y que entregada yacía ahora a mis pies, atada, el dorado color del yute contrataba con su piel y adornaba el rojo de sus azotadas nalgas, incluso su sonrisa ya no era la misma, la perversión de su mente resaltaba en esa sonrisa y en sus ojos.

    - porque sonríes puta, acaso no te azote lo suficiente?

    - esta perra está feliz de poder servirlo con su entrega, su obediencia y sus hoyos Señor

    incluso al bajar la cabeza podía seguir viendo su sonrisa aún más grande, la sujete del pelo con fuerza arrancándole un quejido que fue acallado por una bofetada, seguida de un beso y otra bofetada, la puta no dejaba de sonreír ni siquiera cuando la escupí, así que aun sujetando su cabello la puse contra mi entrepierna, mi cinturón ya estaba fuera previo a los azotes, así que fue fácil sacar mi verga y sin necesidad de decir palabra la envolvió con sus labios y comenzó a mamar, la obediencia y servidumbre se había grabado en ella después tantas noches de dedicado a moldear su mente y sus deseos, descubrir cada sucio rincón de su ser y llenarlo de mi propia oscuridad, haciendo mío cada deseoso pensamiento, cada pulsación de su ser latía a mi ritmo, ella así lo deseaba, yo así la había enseñado. empuje ti da mi miembro en su boca haciéndola ahogándola y provocándole arcadas, sentía su garganta intentando luchar contra mi glande en desesperación, la liberaba un momento para que tomara aire y sentir su saliva resbalar por mi tronco antes de volver a atragantarla con mi erección, la acomode para que siguiera con su tarea y tener acceso a sus nalgas, pase un dedo por su sexo y sentí su estremecimiento, su vagina goteaba de ansias, pero no era su sexo la que me importaba, retire el plug con el que llevaba puesto desde horas, la tensión de su ano la hizo aferrarse a mi verga con los labios, pude sentir sus dientes en mi tronco, el plug salió dejándome acceso a ese tan deseado agujero que había preparado con tanta dedicación, abrí sus nalgas con la decisión que solo la propiedad otorga, su mente, su carne, su humedad y su entrega me pertenecían, así lo decía el collar que había puesto en ella, me incline para lamer su orificio, hundí mi boca y la recorrí con mi lengua besando su ano con deseo, aproveche la dilatación del plug para penetrarla en ese beso delicioso, deje que mi saliva se mezclara con el lubricante y podía sentir el olor embriagante de su sexo, basto solo un momento para que su boca dejara de pegarse a mi pubis y empezara a gemir como una posesa, la falta de atención a mi placer solo acrecentó mi furiosa excitación, la levante con fuerza y la puse contra un muro, aferre sus brazos para que no se moviera, le derrame todo el lubricante de la botella, no me detuve a pensar y sin piedad le clave los dedos en el ano y la penetre mientras le gruñía al oído lo perra que era, el lubricante ayudo a que se relajara, pero de vez en cuando podía sentir como se tensaba mientras le devoraba el cuello, finalmente el deseo pudo más que el control, la arroje al piso, le separe las piernas y apoye la punta de mi verga en su lubricado culo, la sujete en su lugar y con la otra mano ayude a mi verga a entrar lentamente, soltó un gemido cuando el glande paso su esfínter, deseaba la tortura, el placer y el dolor, poco a poco fue desapareciendo entre sus nalgas y pude sentir el calor que los azotes dejaron en su trasero cuando lo tuve contra mi pubis, con movimientos lentos y seguros la comencé a follar, ella se retorcía e intercalaba gemidos y quejidos, podía notar como intentaba relajarse para dejarme penetrarla mejor, pero el placer y el dolor de mis embestidas cada vez más fuertes y rápidas se lo impedían, mi verga salía y volvía a desparecer en sus interior, aumentando su ritmo hasta volverse frenético, furioso, animal, ya nada importaba, solo su sumisión y mi propiedad, un estremecimiento me obligo a enterrarle los dedos en la carne, la tome del pelo forzándola a arquear la espalda, las pulsiones de mi verga paralizaron nuestra lujuriosa coreografía unos momentos hasta que hube descargado toda mi leche en sus entrañas, retire mi sexo de su culo, unas gotas de semen la desbordaron, pero no importo, solo podía ver su sonrisa, esa maldita sonrisa.....
    Cuando llego a mis manos aún quedaba algo de ingenuidad en ella, había vivido buena parte de su vida, si... pero en lo que respecta a la lujuria del camino que transita ahora , no era más que una neófita, otra chica insatisfecha más, una oveja en la manada, deseosa de ser devorada y lista para los l...See more
    Jun 24
    0 4
    4 members like this
'':
fade
slide
Rating: