es
  • Image 01

    ¡Descubre sensaciones completamente diferentes!

  • Image 02

    ¡Atrévete a cumplir tus fantasías más perversas!

  • Image 03

    ¡Encuentra a un amante que logre complacer tus deseos!

  • Image 04

    ¡Conoce los fetiches más secretos de las personas!

  • Image 05

    ¡Entra a un mundo lleno de erotismo y sensualidad!

  • Image 06

    ¡El camino al placer sólo depende de ti!

LA CONGRESISTA GORGONA - Relatos Eróticos

Info del Grupo

Relatos Eróticos

Relatos Eróticos

Este grupo es para compartir relatos eróticos. Para los amantes de la lectura !!!!!
LESTARBDSM H
LESTARBDSM Ago 27


Su voz era fuerte y electrizaba las paredes de su oficina y del parlamento, helaba el corazón de los hombres que no podían derrotarla con palabras, ni con argumentos poco convincentes de que no la hicieran retroceder, ni dar su poderoso brazo a torcer, en el mundo del debate y el intercambio de ideas, a veces dirigidas por un líder supremo, oculto al ojo público, pero tan real como cual SIMBOLO ILUMINATI del ojo que todo lo ve, ella solo callaba su voz ante esa casi mística fuerza sobrenatural, que era tan poderosa que dominaba casi todo el mundo, y porque no esta parte del mundo, ese mundo donde ella vivía y donde supuestamente su partido y buena parte de las leyes que marcaba como hierro fundido en la espalda desnuda de sus enemigos parlamentarios, que se castraban mentalmente al solo sostener su mirada.

 Ella era una Ministra de estado, una feroz parlamentaria y una ferviente devota del partido más poderoso de su país. Pero quien era ella realmente, en el interior del auto, con su fiel Pedro, un moreno enorme que era una bestia llena de un poder avasallador, durmiente y sumiso por su falta de educación lo que lo inhabilitaba intelectualmente para intercambiar más de 2 o 3 palabras con la Ministra, porque ella, era dura, mordaz, implacable, no le perdonaba ni una sola falta de armonía, ni dicción, ni sentido en sus incendiados diálogos con Pedro, pero él recibía heroicamente la ametralladora de insultos y las venenosas flechas que le atravesaban su enorme cuerpo y lo petrificaban sumisamente hasta empequeñecerlo y volverlo un mero gorila de zoológico, sin el mínimo deseo de reclamar su derecho a que lo respeten. 

Ella lo conoció en un operativo cuando era la también implacable fiscal antidrogas, Pedro era un desafortunado camionero que fungía de Burro, para el pequeño cartel de una provincia alejada de la capital y a la que solo las criaturas más despreciables o despiadadas de ambos lados de la ley son transferidas para que cual circo romano, dar el macabro espectáculo de cual una de ellas mata primero a la otra. Ella analizó los expedientes de todos los que esa noche fueron detenidos, pero le llamó la atención la impecable hoja de Pedro, un ex conductor del ejército, retirado de la institución por golpear a su oficial, y que fue reclutado por esta siniestra organización, lo más probable sin que él se enterase de cuál era el verdadero negocio de su patrón. Solo con cruzar unas palabras con él se dio cuenta que era un hombre limitado de palabras, pero con un enorme físico, capaz de permanecer horas o días tras el volante, lo que sirvió de maravilla para los ilícitos propósitos de sus patrones. Decidió ayudarlo y excluirlo de ir a la cárcel y adoptarlo como su chofer personal, y guardaespaldas, a lo cual él siempre juraría servirla y ayudarla en todo lo que quisiera.

La Ministra, era una mujer blanca de cabellos rojizos, de cara ovalada y mejillas rosadas, con ojos verdes y mirada penetrante. Sus senos eran dos misiles enormes que intimidaban y llenaban la cabeza de secretas fantasías desquiciadas a cualquier varón al que haya apuntado con estas poderosas e intimidantes armas. Sus piernas eran gruesas y macizas, era dueña de una alta y bien proporcionada retaguardia, fruto de sus años mozos cuando hacía natación. 

La orden del día parecía fácil, asistir a una conferencia en una provincia de la capital y regresar a casa por la noche, pidió que la escolta policial solo la acompañase hasta la salida de la capital, y que luego las 2 horas siguientes de camino, se tomaran el día libre, en el interior de coche se dispuso a dormir sobre el asiento trasero y pidió a Pedro poner un disco de sus rancheras favoritas, y que la despertara en 2 horas, antes de llegar al hotel. Se despertó de golpe al sentir una enorme mano ahorcarla y casi dejarla sin aliento, mientras intentaba moverse sin éxito por tener pies y manos convenientemente atadas. Luego mientras se aclaraba la visión pudo ver su enorme figura, Pedro estaba encima de ella, por primera vez ella no tenía nada que decir, más bien ningún insulto que blandir, solo guardó silencio y espero a que el hablara, como una gatita sumisa y asustada en las fauces de un enorme caimán, pero el no dijo nada, solo la miró profundamente como nunca nadie la había mirado, ella se quemaba y no podía mirarlo, quería llorar pero había olvidado como hacerlo, quería hablar con él pero, también había olvidado como hacerlo, solo se petrificó como cuando ella, cual Gorgona petrificaba a sus enemigos. Pedro con una mano sujetando su cara y la otra arrancando ferozmente sus bragas del interior de su apretado traje institucional, en un movimiento brusco, pero tan preciso como un hábil panadero, enrolló las bragas en su boca roja y seca, para después abrir la puerta del carro y tomarla por los cabellos y llevarla fuera del vehículo, arrastrando con facilidad el enorme cuerpo de la congresista, arrastrándola como un caimán hacia lo más profundo de su cueva en su pantano, era una especie de almacén mecánico, oscuro, lleno de óxido y con los cadáveres de autos viejos con las tripas expuestas al sol, luego él se detuvo, y la enganchó por el nudo de sus manos a una cadena y una polea la izó como una bandera imperial, ondeando y sintiendo el frío viento meterse por su falda. Para luego sentir como cual osa presa de un cazador la despojaran de su piel, sintiendo como es despojada de su lujoso traje, y siendo expuesta en todo su desnudes, sólo atinó a cerrar sus ojos y estremecerse al sentir los desgarradores gritos ahogados de su lujoso traje. Luego todo se volvió silencioso, ella entreabrió sus ojos para contemplar a su enorme verdugo, pero no lo vio hasta que su ardiente respiración enrojeció su espalda y sus blancas y pálidas nalgas, luego sintió la enorme fuerza de sus manos al presionar sus glúteos, primero uno hasta dejarlo morado de dolor y luego seguir con el otro para terminar amasándolos, con una fuerza increíble los 2 juntos, exponiendo ante su captor, los más recónditos rincones de su ser, los cuales eran auscultados y examinados como por un león salvaje pero juguetón que se excitan con el olor de su víctima y con los jugos que emanaban de su ser. La primera palmada la despertó violentamente de su letargo y su éxtasis, para transportarla a otra sala mental de placer y lujuria una más cruel y estricta que la anterior, el ensordecedor ruido de la enorme mano aplastando las inmaculadas nalgas de su sumisa, hacían volar y revolotear a las aves a kilómetros de distancia alrededor del garaje. La secuencia de golpes se hacía más crítica y las pausas menos frecuentes, sus glándulas lacrimales enrojecieron sus verdes ojos los cuales se perdían en el rojo sangre del éxtasis del dolor y el deseo de que no se detenga y continuase educándola y haciéndola sentir la más servil de las criaturas, y inyectándole con cada palmada, como cual vacuna salvadora el verdadero don de servir a los demás sin perder su carácter, y solo manteniendo en secreto esa frenética relación con su nuevo amo, aquel que es más poderoso que el circulo ILUMINATI que domina el mundo, aquel que a la vista de todos la sirve a ella, pero que en silencio guarda el secreto, que ella atesora como un tribuno para su nuevo amo, su chofer, su amo PEDRO, quien cual PERSEO logró domarla y arrancarle su horrible cabeza llena de serpientes y hacerla un poco más humana otra vez.

LezdommeLian M
LezdommeLian Ago 31

Estimado LESTARBDSM 


Me ha gustado tu relato, y por tal motivo, estoy aquí dándole un poco de continuidad y agregándole diálogos, espero sea de tu agrado. Ya hablaremos cuando volvamos a coincidir on-line amigo mío :) 

P.s.: No podía faltar, como recurso narrativo le agregué un cliffhanger al final...  

Saludos, Lian

 


Cansado de los constantes viajes con la ministra.

Bocinazos a lo lejos...

Pedro con los ojos entreabiertos, se percata de un peligro inminente en la carretera..., se había cruzado al carril contrario por haberse quedado dormido al volante. La colisión era cuestión de minutos, raudamente logró maniobrar saliéndose de la calzada yendo a parar a unos matorrales... Momento justo donde despertó la ministra, él salió inmediatamente del coche para asistirla...

 

–Señora ministra, ¿se encuentra usted bien?

–¿Qué ha sido eso Pedro? ¿Qué pasó?

–Usted perdone señora, me he quedado dormido por unos segundos y casi tuvimos un accidente.

–No me siento bien Pedro, me duele la cabeza.

–Venga señora la ayudo...

 

Pedro la tomó en brazos y la llevó hasta un árbol que estaba cerca y daba sombra...

 

–Ya regreso señora..., un momento.

–Pedro, quiero agua y llama a una ambulancia...

–A eso iba señora, voy a por el teléfono móvil, debió haberse caído...

 

Corrió hasta el coche y tomó un botellín de agua de una pequeña conservadora. Encontró el móvil debajo del asiento e inmediatamente llamó pidiendo una ambulancia...

 

–Aquí tiene su agua señora, ya vienen en camino.

–Gracias, me duele toda la cara, desperté por el golpe contra el asiento...

–Es todo mi culpa señora, lo lamento mucho pero es que..., ayer no dormí bien, y con los constantes viajes, el sol y unos pensamientos que tuve, me quedé dormido...

–Comprendo, lo sé..., está haciendo mucho calor... ¿Y en qué pensabas?

 

Pedro quedó en silencio un par de minutos, no supo qué contestar, pero sabía que –si se quedaba callado por más tiempo– aquello no iba parar en su mente...

 

–¿Te encuentras bien Pedro?

–No señora, no estoy bien, en realidad pensaba en usted, y fue en ese preciso momento que caí en un sueño profundo, no sé por cuánto tiempo .

–¿Y qué soñaste?

 –Soñé que la hacía mía y perdone usted..., sé que esto me puede costar el trabajo hasta inclusive la cárcel. Pero es que la deseo, la deseo profundamente con todo mi ser, desde la primera vez que la vi...

Soñé que la tenía fuertemente tomada del cuello... Por primera vez la vi frágil, débil y comportándose como una sumisa, la tenía bajo un control dominante alfa, y eso hizo que me pusiera a cien... Y fue en ese instante que la tomé del cabello y la llevé a un lugar inhóspito donde le arranqué la ropa con todas mis fuerzas y empecé a darle nalgadas tan fuertes que se podían oír a kilómetros. Me encontraba muy excitado, deseaba comerla toda y cuando estaba a punto de penetrarla...

 

Mientras Pedro seguía relatando el sueño, la ministra en un momento dado se echó para atrás... y él, al percatarse de eso, intentó calmarla...



–¡No! Señora mía, por favor no..., ¡no me tenga miedo! Yo sería incapaz de hacerle daño..., no haría nada que usted no quisiera. Yo juré servirla, ayudarla y protegerla ¿se acuerda usted de aquel día?... Pero, debo pedirle una sola cosa.

–¿Qué cosa?

–Que por favor en todo momento nos acompañe un escolta... mis deseos por tenerla entre mis brazos cada día se está volviendo más fuerte, la deseo imperiosamente con todo mi ser. Entiendo que si después de esto ya no quiera saber de mi... pero, debía arrancarme esta bestia que me está consumiendo cada vez que la veo...

–Pedro yo...

 

El sonido de la sirena de una ambulancia..., interrumpe la conversación.

 

–Mire señora, ya están aquí, se pondrá bien muy pronto...

 

La ministra se lo queda viendo... Pero, ya no como antes...

En su mirada se esconde algo que más adelante revelaría, lo que ni siquiera ella sabía... “del porqué al verlo aquella primera vez ella lo libró de ir a la cárcel”... Y desde luego, aquellos misterios que ella llevaba oculto en su interior durante años...

¡Por fin había llegado la respuesta y confirmación de aquella sospecha! 

¡Por fin su alma había encontrado la paz interior que tanto anhelaba!

Aquello fue como un destello de luz, un momento de impacto en su vida, donde... 

Todo comenzó.  

LESTARBDSM H
LESTARBDSM Sep 3
Vale, me gusta gracias por tomarte tu tiempo y mejorarla.
Gretyl M
Gretyl Sep 8
hola piensan seguir?? un momento de impacto que todos tenemos en algun momento de nuestra vida LesdommeLian y eso nos cambia para siempre es verdad,,, continuen porfavor si no es mucho pedir relatan muy bien......
LezdommeLian M
LezdommeLian Sep 8
Buenas tardes Srta. Gretyl 


El relato corresponde al gran caballero LestarBDSM, yo solo agregué unos simples diálogos... Saludos cordiales


Atte.

Lian